OCULTAR DETALLES

Ingrediente

Las grasas (o lípidos), carbohidratos y proteínas son los tres macronutrientes esenciales para nuestro organismo. Se denominan macronutrientes porque, a diferencia de las vitaminas y minerales dietéticos, están presentes en nuestra dieta en grandes cantidades y nos aportan energía.

Por lo general, las grasas que consumimos pueden dividirse en dos grupos: las grasas animales, que proceden de productos animales, como la carne, el pescado, los huevos, la leche y sus derivados; y las grasas vegetales, procedentes de las frutas, las semillas que contienen aceite y los cereales.

En Kinder usamos principalmente grasas vegetales, tales como aceites, grasas y manteca de cacao en nuestras recetas, mientras que la única grasa que usamos de origen animal es la mantequilla procedente de la leche de vaca.

Ninguna de nuestras recetas contiene grasas hidrogenadas.

Selección y control de calidad Kinder

Las sutiles características del gusto y la textura que encontramos en los productos Kinder son tantas que es imposible describir, para cada producto, cómo logramos los resultados que se esperan de nosotros.

Sin duda, uno de los secretos de esta gran variedad es un estudio continuado con el objetivo de encontrar el equilibrio perfecto entre las grasas presentes, de forma natural, en nuestros ingredientes, tales como la leche, el cacao y las avellanas, y las que añadimos basándonos en nuestra experiencia.
Este equilibrio es sometido a un exhaustivo y minucioso estudio por parte de nuestros expertos, los cuales buscan la mejor forma de combinar las diferentes propiedades de las grasas para conseguir rellenos extracremosos y equilibrar la naturaleza elástica de algunas grasas con la dureza de otras, creando así productos particularmente crujientes y crocantes, así como otros esponjosos y suaves.

Estas cuidadosas combinaciones resultan muy útiles al mezclar nuestros productos y sus sabores para conseguir el característico sabor que buscamos. El delicado matiz de una grasa puede suavizar los sabores más fuertes, consiguiendo una experiencia global más refinada para nuestro paladar.
El objetivo que hay detrás de este paciente trabajo es muy sencillo: lograr la perfecta armonía entre textura y sabor, tan apreciada por todos aquellos que adoran nuestras recetas.

Obviamente, detrás de todo este estudio se esconde la cuidada selección de nuestras materias primas. Los técnicos de Kinder usan estándares de calidad muy rigurosos al elegir las grasas que usamos. La alta resistencia a la oxidación, así como la mejora de la estabilidad del sabor y la textura durante toda la vida útil del producto son muy importantes, como también lo es garantizar que las grasas que utilizamos poseen las propiedades y características que necesitamos para elaborar recetas únicas y complejas,  fruto de los conocimientos y la experiencia de Kinder.

Además de la manteca de cacao, Kinder usa en sus recetas las siguientes grasas vegetales:

Queridos padres,

Kinder ha pensado en este sitio para que podamos estar más cerca de usted y su familia. Para su tranquilidad, sus hijos sólo podrán tener acceso a estas páginas, con su autorización previa.

Es por eso que le pedimos que por favor, introduzca su fecha de nacimiento

El Usuario garantiza que la fecha de nacimiento facilitada es cierta y correcta

Para ver este sitio, usted debe ser mayor de 15 años o tener el permiso de uno de sus padres y/o tutores.

Introduzca una fecha válida.